Hoy me siento disonante

Queridos señores de @hazteOir.

Veo asustado en las noticias el asunto de su autobús y no salgo de mi asombro. Por el amor de Dios. ¿Como se les ha ocurrido hacer semejante barbaridad sin tener en cuenta el complejo contexto social en el que vivimos?.

Que no, que las cosas evidentes ya no son lo que son. Hoy día por magia de la medicina y del lenguaje todo es posible. La clave es saber resolver las disonancias para crear todas las realidades paralelas que sean necesarias. La clasificación de pene y vulva es es el iPhone 1 de la naturaleza, es cosa del pasado, hay que vulvalizar el pene y penalizar la vulva para que podamos avanzar. Pero sobre todo hay que des-disonanciar todo lo des-disonanciable que es la gran cruzada en la que estamos inmersos para gloria  de la socialdemocracia.

Lamento decirles que su campaña está perdida de antemano, es una herejía disonante descomunal y por lo tanto hay que resolverla para no fomentar el odio ni ir provocando de esa manera. Han ofendido a millones de personas con tanta disonancia y no puede ser, lo siento pero han de rectificar.

Les propongo que cooperen por el bien de España y del futuro de la humanidad, dediquen sus recursos a resolver disonancias, no ha crearlas. Solo necesitan un par de profesionales y estoy seguro que muchos de sus asociados estarían encantados de cooperar gratuitamente ya que gracias a su labor se terminaría uno de los grandes problemas de este siglo, si no el mayor. Con su ayuda resolverían la disonancia social Española y nos ahorraría millones de Euros en políticas, servicios y ayudas. Con ellos la calma retornaría al país y podríamos dedicarnos a otros temas menos importantes como la economía, la ética o la libertad.

Solo es cuestión de cambiar el eslogan un poco: ‘Si tiés pene eres mujés, si tiés vulva es al revés’. Creo que no les costaría mucho y envía un mensaje claro, directo y sin disonancias. Todo el mundo va a entenderlo rápidamente y les garantizo que nadie se sentirá ofendido.

Luego solo necesitarán un poco de apoyo de todas esas mujeres que viven atrapadas con un pene adherido como es mi caso. No tienen mas que hacer un pequeño trámite por correo en el registro civil y solicitar su cambio de sexo adjuntando la siguiente documentación:

  • Certificado de empadronamiento.
  • Certificación literal de la inscripción de nacimiento.
  • Fotocopia del DNI.
  • Informe de médico o psicólogo clínico que haga referencia, uno, a la existencia de disonancia entre sexo inscrito y la identidad de género sentida o sexo psicosocial y a la estabilidad y persistencia de la disonancia y, dos, a la ausencia de trastornos de personalidad que pudieran influir de manera determinante en la existencia de la disonancia.
  • Informe del médico que haya dirigido el tratamiento, por el que se acredite que el interesado ha sido tratado médicamente durante al menos dos años para acomodar sus características físicas al sexo reclamado. Este requisito no será necesario cuando concurran razones de salud o edad que imposibiliten el seguimiento del tratamiento, en cuyo caso aportará certificado médico de tal circunstancia.

¡Y asunto resuelto!. El proceso es gratuito y estoy seguro que encontrarán médicos y psicólogos suficientes que donen su trabajo para esto. A fin de cuentas dejarán su nombre grabado en la historia de los benefactores de la humanidad.

En definitiva, con un poco de trabajo podremos resolver la disonancia de esos 25 millones con pene que tendría que ser vulva y con ello se acabaran por innecesarias todas las discriminaciones que hay actualmente como las leyes por violencia machista, divorcios, ayudas al empleo de mujeres o todo ese activismo feminazi tan radical como innecesario. Viviremos en un nuevo mundo, en una nueva época y todo gracias a la visión antidisonante de esos maravillosos políticos que nos gobiernan.

Quizá incluso podamos escribir realidades sin que se asusten o nos demanden como que los niños tienen pene y las niñas tienen vulva.

@luigifrei.

Y ganó Donald …

imagen-sin-titulo

Si damos credibilidad a esa primera capa de información que nos ofrecen los grandes medios tanto americanos como europeos deberíamos concluir que Trump es el diablo personificado en político mientras que Clinton es la bondad máxima que con su sola presencia va a traer luz y prosperidad al planeta a modo de estatua de la libertad pinocheada.

Unas conclusiones me temo excesivamente simples para un crítico en activo como un servidor. Obviamente cada candidato tiene su posicionamiento en términos de ideología, pero obviamente la inercia de la realidad y la constitución de un país como EEUU y no digamos ya la de un planeta entero tiene mucho que decir en los asuntos que se pueden abordar y sobre todo en el como y en el cuando.

En consecuencia como paretistas deberíamos convenir que un candidato, partido o ideología debe tener al menos un 20% de cosas buenas para sus detractores ‘las coincidencias’ y el mismo porcentaje de malas para sus fieles ‘las contradicciones’. Ese margen entre el 20 y el 40 por ciento es el nexo de unión en el que trabajar -si queremos una sociedad civilizada- para crear los puentes y relaciones a largo plazo entre los distintos grupos ideológicos que conforman una democracia.

Pues bien, si entre todos los medios digamos ‘globalmente oficialistas’ hubiera encontrado una mínima ‘coincidencia’, algo mínimamente positivo de Trump, hubiera inferido que es un candidato normal y corriente con unos porcentajes de aceptación/rechazo razonables. Pero el observar ese acoso y ataque a todos los niveles, ese querer personificarle como el anticristo mismo me hacen pensar que estamos ante un candidato excepcional al que ha priori debemos como poco respetar. Ha logrado hacer saltar todas las alarmas de todos los lobbies al mismo tiempo y encima ha ganado con holgura. Toca pues callar, esperar y observar.

Dentro de esa excepcionalidad, la que mas me llama la atención es la credibilidad que se da a sus declaraciones. Uno lee o escucha las propuestas de cualquier partido político y no se cree nada, asume que mienten y que todo ese palabrerío no es mas que una actuación de cara a la galería con la que contentar a unos y otros. Asumimos que la realidad y los intereses partidistas se impondrán y al final se hará poco o nada, en ese punto estamos. Sin embargo cuando habla Donald todo el mundo asume que va a cumplir su palabra, y que si no lo logra lo va a pelear hasta donde buenamente pueda. Esas son sus credenciales. Credibilidad pura y dura potenciada curiosamente por esos mismos que le querían abatir.

En los próximos meses veremos la evolución de los acontecimientos y podremos valorar o criticar su presidencia y su credibilidad. Tengo claro que un buen empresario no tiene porque ser buen político – son juegos diferentes- pero también tengo claro que los ‘buenos políticos’ como tales no existen y que no se puede ser buen empresario si no se sabe crear valor y mantener relaciones dispares luego algo debe ser capaz de hacer bien el presidente Trump, aunque sea ese 20% mínimo que le debemos conceder como paretistas. Ya veremos lo que ocurre, de momento parece que el mundo continua su marcha con la parsimonia habitual y esta mañana me he podido tomar el café sin ningún ICBM incordiando por el barrio.

Como última reflexión , no he leído nada en esa prensa ‘libre’ sobre los ataques continuos de Clinton y Obama a los propietarios de armas en general. Ese ataque a uno de los máximos símbolos de la libertad en USA – la capacidad de autodefensa – debería poder explicar muchas cosas. Lástima que sea un tema tabú en esta Europa que nos andamos cocinando, lo mismo deberíamos replantearnos algunas inercias.

Luigifrei para @luigifrei

Violencia, estrategia y pasividad.

LA FISCALÍA DE UCRANIA CONFIRMA LOS DOS MUERTOS POR BALA EN EL CENTRO DE KIEV

Nunca me ha gustado jugar al ‘ellos-nosotros’, nunca entendí porque no podemos ser un ‘todos’ dentro de un gran país en el que cada cual en su casa pueda vestir, comer, creer y dormir con quien quiera. Sin embargo viendo la dramática evolución de nuestra sociedad en los últimos meses, tanto en intensidad como en velocidad me temo que debo aceptar que independientemente de mi criterio o voluntad hay un ‘ellos’ y un ‘nosotros’. Principalmente porque un grupo importante de ‘ellos’ se va a posicionar contra mi y otros ciudadanos por su propio interés egoísta. No nos conocen, no nos hablan , no nos respetan y sin embargo nos acosan por todas las vías disponibles y con una actitud violenta solo porque consideran que ellos son los elegidos del nuevo siglo y tienen razón mientras nosotros somos el enemigo a dominar en aras de la salvación de sus mundos teorizados. Por supuesto en el camino se quedarán con todo nuestro dinero posible que de algo tienen que vivir y quizás con nuestra vida si la cosa se les torna complicada.

En esta linea hemos podido presenciar en los últimos días como se materializa esa violencia en España. Tanto el apaleamiento de una pareja de guardias civiles o el acoso a Felipe González por un grupo de descerebrados nos resulta a estas alturas algo demasiado familiar y demasiado lamentable como para pasarlo por alto.

Es especialmente remarcable la impunidad de las acciones: no hay nadie en la cárcel, los políticos de uno y otro bando se apresuran ha hacer las declaraciones adecuadas a su foro – siempre difusas – y se patentiza la desunión española mientras los que creemos en la libertad intentamos defender a la guardia civil de los ataques de esas alimañas aunque sea virtualmente.

En definitiva ellos, los violentos, atacan como parte de su estrategia rupturista y nosotros ,los no violentos, nos vemos obligados a defendernos para equilibrar las fuerzas. Ellos son pro-activos y nosotros simplemente improvisamos guiados por sus acciones y haciéndoles el trabajo mas fácil aun si cabe. Los popu-radicales tienen muy claro sus objetivos. Ellos quieren demoler y hacer daño porque solo de la ruptura pueden lograr beneficio. Encima es mas sencillo, para romper no hay reglas, solo se necesita una maza, mucha mala leche y lanzar mensajes facilones con los que soliviantar a los exaltados, sobre todo jóvenes. Nada como hacer sentir especial a un joven bien adoctrinado en la violencia para disponer de un ejercito barato, eficaz y dispuesto.

Tengo serias dudas sobre si vamos a saber controlar estos continuos ataques a las libertades. La permisividad pasada de la que hemos hecho gala en España no ayuda y toda esa violencia ha tenido tiempo mas que suficiente de organizarse y crecerse bien liderada – hay que reconocerlo – por esos nuevos profetas del populismo. Nos toca pues reflexionar a los no violentos, a los liberales, a los que creemos en las libertades y organizar hacia donde queremos ir, cual va a ser nuestro camino y cuales van a ser nuestros medios. Si no nos organizamos desde la sociedad civil y no plantamos cara a este despropósito ellos van a ganar la partida y cuando queramos reaccionar será demasiado tarde, recuerde que ellos tienen un plan con objetivos y nosotros no.

Luigifrei para @luigifrei.